Trastornos hemorrágicos comunes en las mujeres

Trastornos hemorrágicos comunes en las mujeres

Trastornos hemorrágicos comunes en mujeres

Los trastornos hemorrágicos no solo afectan a hombres. Varios trastornos hemorrágicos afectan también a mujeres. Los trastornos hemorrágicos heredados más comunes en mujeres son la enfermedad de von Willebrand (VWD) Aunque su incidencia exacta se desconoce, se estima un rango de VWD en alrededor de 1 de cada 100 a 10,000 personas. (VWD afecta a igual número de hombres y mujeres). Las mujeres y niñas también puede padecer los tipos más comunes de hemofilia, hemofilia A (deficiencia del factor VIII [8] o hemofilia B (deficiencia del factor IX [9]), ambos de los cuales son hereditarios. Algunas mujeres que son portadoras sintomáticas de la hemofilia también tienen síntomas del trastorno hemorrágico. Además, las mujeres puede padecer un trastorno plaquetario o cualquiera de los trastornos de deficiencia de factor poco comunes, como la deficiencia del factor I (1), II (2), VI (6), VII (7), XI (11) y XIII (13).

Si usted tiene síntomas de un trastorno hemorrágico, es importante obtener un diagnóstico y el tratamiento adecuado de un hematólogo. En Estados Unidos, la red de Centros de tratamiento de la hemofilia (HTC) proporciona atención médica integral a paciente con hemofilia y otros trastornos hemorrágicos. HANDI, el centro de recursos de información de la Fundación Nacional de la Hemofilia, puede proporcionar información sobre los trastornos hemorrágicos y la ubicación del HTC más cercano. Comuníquese con HANDI en handi@hemophilia.org o llame al 800.42.HANDI (800.424.2634).

Para obtener más información sobre los trastornos hemorrágicos, haga clic en Tipos de trastornos hemorrágicos.

Para saber cuál es el Centro de tratamiento de la hemofilia más cerca de usted, haga clic en Buscador rápido.

Regresar

Señales comunes de los trastornos hemorrágicos en mujeres

A continuación encontrará algunas señales que pueden indicar un trastorno hemorrágico en las mujeres:

  • Sangrado menstrual abundante, conocido como menorragia, que se caracteriza por:
    • Sangrar por más de 7 días, desde el inicio hasta el último día de menstruación
    • Salida abundante o salida a borbotones de sangre que limita las actividades diarias, como actividades sociales, escolares o hacer ejercicio
    • Paso de coágulos de sangre más grandes que una moneda de veinticinco
    • Cambiarse un tampón y/o toalla sanitaria cada hora o menos en el día de sangrado más abundante
  • Niveles bajos de hierro en la sangre; haber tenido o haber recibido tratamiento para la anemia.
  • Un miembro de la familia padece o ha padecido un trastorno hemorrágico, como la enfermedad de von Willebrand (VWD) o hemofilia.
  • Hemorragia abundante en una cirugía dental u otra cirugía, u otros síntomas hemorrágicos, como:
    • Una hemorragia nasal que ocurra sin razón aparente y dura más de 10 minutos a pesar de que se hace presión en la nariz, o una hemorragia nasal que necesite atención médica
    • Un episodio de hemorragia de una herida pequeña que dure más de 15 minutos
    • Hemorragia que empieza nuevamente en los primeros siete días después de la cirugía
    • Un episodio de moretones con poco o sin trauma aparente, especialmente si hay un nódulo bajo el moretón
    • Un episodio de sangre en la heces sin razón aparente
    • Un historial de hemorragia de las articulaciones o músculos
Regresar

Sangrado menstrual abundante: Una señal común de un trastorno hemorrágico

Una de las señales más comunes de un trastorno hemorrágico en las mujeres es el sangrado menstrual abundante, conocido como menorragia. De hecho, en niñas adolescentes, la menorragia es a menudo la primera y principal señal de la enfermedad de von Willebrand. Debido a que el sangrado menstrual abundante también puede ser una señal de otros trastornos ginecológicos y hormonales, es importante realizar un examen ginecológico completo.

Sin embargo, es posible que los ginecólogos y médicos generales no estén familiarizados con las señales y síntomas de los trastornos hemorrágicos y atribuyan los períodos abundantes a otras causas. Además, las mujeres con un historial familiar de trastorno hemorrágico pueden creer que sus períodos son normales debido a que su sangrado menstrual es similar al de otras mujeres de su familia. Como resultado, es posible que no se lo mencionen a su proveedor de atención médica.

Para obtener más información, haga clic en Enfermedad de von Willebrand.